¿Te has preguntado alguna vez cómo seleccionar un dentista?

Posted on jun 11, 2015 in Higiene oral

Tratamiento dentista Pascual La Rocca

Por lo general, la primera opción sería preguntar a personas de confianza, o tal vez hacer una búsqueda en internet.

Aunque el “boca a boca” y los comentarios de otros pacientes en las redes sociales nos sirven para poder saber cuándo un paciente ha tenido una buena experiencia con un dentista, no siempre es garantía de estar en manos del correcto profesional.

Para ayudarte en la correcta elección, existen preguntas que deberías pensar antes de escoger. Posiblemente lo más importante es preguntarte ¿Qué formación tiene el dentista? O ¿Qué nivel de experiencia?

Está claro que no todos los profesionales tienen una idéntica formación, sin embargo la mayoría de programas en Europa y América siguen los mismos criterios de formación. Lo más importante es asegurarse que el profesional esta colegiado y en regla.

Otra pregunta importantes es si el dentista tiene formación como especialista. Este tema es tal vez más delicado ya que en España no están legisladas las especialidades odontológicas, por lo tanto cualquier dentista puede anunciarse o publicitarse como tal.

Es tu responsabilidad consultar si su formación ha sido un Master o Postgrado universitario o simplemente si se ha formado en cursos o especialidades de fin de semana.

Debes tomar en cuenta que la experiencia consiste en repetir el mismo acto muchas veces, por lo tanto, si el profesional está mal formado, simplemente tendrá experiencia en cometer el mismo error una y otra vez.

Es común pensar también en los precios de los profesionales a la hora de escoger la clínica dental. ¿Es cara la odontología? Tal vez para muchos la respuesta sea sí, sin embargo no es así.

La odontología al igual que cualquier otra especialidad de salud suele tener una serie de costes asociados, que se repercuten en los precios finales. En países como España, la seguridad social cubre la mayoría de tratamientos médicos por lo que parece que estos son gratuitos, haciendo parecer la salud barata. Pero la realidad es otra, la seguridad social se paga con la cotización mensual de todo trabajador y cada vez que se acude a un centro público de salud, los tratamientos tienen un coste igual de elevado a los de un centro privado.

Desconfía de visitas y tratamientos gratuitos, y si te preguntas ¿por qué?, la respuesta es simple. ¿Trabajarías tu gratuitamente? Una visita diagnóstico requiere en primer lugar de tiempo y también de evaluación en detalle, en muchos casos además de otras pruebas diagnósticas como radiografías. Es difícil poder completar toda esta evaluación en menos de 20 o 30 minutos. Sobre todo esta visita debe ser realizada por un dentista con formación y no por personal auxiliar y mucho menos comerciales.

¿Mutuas dentales? Es un tema difícil de tratar. En primer lugar como paciente debes saber que los precios por tratamiento que pagas al ser de una mutua no son en la mayoría de los casos ni la mitad de los precios privados. Además debes saber que las mutuas no abonan la diferencia de precios a los profesionales.

Algunos de estos tratamientos tienen precios tan bajos que no llegan a cubrirse los costes materiales del tratamiento, lo que obliga en muchas ocasiones a recurrir a materiales diferentes o variaciones en las técnicas que solo llevan al detrimento del resultado.

¿Grandes centros y franquicias? Existen grandes clínicas con muy buenos profesionales, sin embargo no son del tipo que se anuncian en la televisión y los periódicos nacionales. En los grandes centros y/o franquicias el nivel de los profesionales puede variar, sin embrago debes pensar que pueden estar sometidos a incentivos económicos y por lo tanto puede llegar a sustituirse la ética por la picardía de facturar.

Escoge un profesional a quien entiendas y te dedique tiempo para explicar los tratamientos, sus ventajas y beneficios. Asegúrate siempre de encontrar dentistas con una visión preventiva y que promueven el mantenimiento de tu salud oral.

Dr. Andrés Pascual La Rocca